Entrevista a Darío Gil, director mundial de IBM Research Labs

17/01/2023 1

Darío Gil es uno de esos españoles, científicos, que emigró al otro lado del Atlántico a buscar el éxito. En este caso el éxito profesional. Empezó, los primeros seis años, trabajando en el mundo de los semiconductores, especialmente en el de las litografías y la densidad de los chips. Fue el primero en realizar la tecnología de la litografía de inmersión, donde se ponía agua entre la lente y la oblea de silicio. Pasó años después a ser, como él mismo indica, “un gestor de Investigación y desarrollo a trabajar en diversas áreas como las ciencias físicas, y data analytics para redes inteligentes”, … lo que le llevó a dirigir todo el área de Ciencia y Tecnología de la Compañía. Fue también responsable de Inteligencia Artificial, y fue entonces cuando empezó con todo el tema de la Computación Cuántica, donde progresó hasta que hace tres años le nombraron Director mundial de IBM Research. Y ahora es, además, Vicepresidente senior y responsable de Tecnología en IBM, y director de todo el área de propiedad intelectual a nivel global.

“No parece que en Europa y Estados Unidos haya la misma preocupación por salvaguardar la privacidad de los datos”

También se ha involucrado en el mundo de la Gobernanza de la Ciencia y Tecnología, en Estados Unidos. Fue miembro del Comité científico y tecnológico de la Casa Blanca, y ahora también es miembro de la National Science Board, que es la Comisión responsable (24 personas) de la Sociedad Nacional de la Ciencia, que es la que apoya la Ciencia básica en Estaos Unidos con unos 10.000 millones de dólares de presupuesto anual. “Estoy muy involucrado también en lo que es la política científica y sus áreas de inversión”, nos señala antes de comenzar a preguntarle.

Hemos hablado con él de Gobernanza de la Ciencia y la Tecnología en España, de la computación cuántica hoy y mañana, con las previsiones de que se hagan cada vez más poderosos para solucionar problemas industriales, empresariales, sociales con sistemas que ya el año que viene tendrán más de 400 qbits, o en 2023 más de 1000.

Dario Gil

Y también contó Darío Gil para ConfIA by Sherpa.ai cómo la computación cuántica va a mejorar el desarrollo de la Inteligencia Artificial. “Una de las grandes direcciones de la inteligencia artificial es crear redes neuronales muy complejas que aprendan de los datos sin tener que formalizar simbólicamente, ex ante, qué es lo que estamos intentando aprender. Está apareciendo un nuevo campo, que es el quantum machine learning, y también se pueden utilizar técnicas de Inteligencia Artificial para la mejora de sistemas cuánticos en sí mismos. Por ejemplo, en la evaluación de la fidelidad o medición del procesador cuántico en sí. Utilizar la IA para clasificar y emular qué está pasando a la hora de construir un sistema”.

Una de las grandes direcciones de la inteligencia artificial es crear redes neuronales muy complejas que aprendan de los datos sin tener que formalizar simbólicamente, ex ante, qué es lo que estamos intentando aprender.

Muy Interesante fueron sus reflexiones cuando le preguntamos sobre Privacidad de los Datos, campo en el que Sherpa.ai está trabajando su nueva plataforma de privacidad de los datos basado en Inteligencia Artificial. Aunque está de acuerdo en el término estricto de privacidad, y de la no compartición de los datos, entendiendo como muy positivo el uso de plataformas como las desarrolladas por Sherpa.ai, explica Darío Gil. Y cuándo hablamos de Privacidad de los datos señala que “Europa tiene una visión muy sofisticada y avanzada en el ámbito regulatorio de las tecnologías avanzadas. Y Estados Unidos tiene una orientación más práctica. Si Europa quiere ser una potencia tecnológica de primer orden en Inteligencia Artificial no puede convertir su regulación en el único prisma. También debería tener el espíritu de ser vanguardista, pionera, … y no verlo todo con la lente de que los científicos se quieren aprovechar de la Sociedad”

Hay muchos elementos donde hay protecciones constitucionales, “y más allá de los derechos más protegidos hay leyes y regulaciones que todos tenemos que cumplir. Ya existe todo un contexto regulatorio que influye en cómo tenemos que usar la tecnología. Lo que ocurre es que cuando se generan nuevos desafíos o avances hay que reinterpretar leyes existentes para cubrir nuevos escenarios de uso”, concluye Gil dejando la puerta abierta a los nuevos desarrollos como los que desarrolla Sherpa.ai, y siempre respetando la privacidad y la no compartición de los datos.