Por qué reinventar tu carrera para ser un experto en IA

20/01/2021 132

Según un reciente artículo del WEF, la doble disrupción que causaran la automatización y la crisis del COVID-19 desplazará 85 millones de puestos de trabajo para el 2025. Entre los afortunados que permanezcan en sus funciones, el 50% necesitará una nueva capacitación para el mismo año. Dicho de otra manera, podemos dar por seguro que la mayoría de nosotros tendremos que aprender nuevas habilidades que se adapten mejor a los puestos actuales o tendremos que adquirir algunas nuevas para los trabajos del futuro. En el mundo anglosajón esto se conoce como “upskilling” y “reskilling” y son dos términos que están de máxima actualidad en la actualidad.

Dentro de las llamadas “Habilidades Duras” una de las mejores inversiones que podemos hacer es fortalecer nuestras habilidades en el terreno de la IA.

El Foro Económico Mundial nos indicaba desde hace un par de años que uno de los principales impulsores de la aceleración del cambio tecnológico es la IA. A pesar de los efectos de la pandemia en diferentes industrias, según un informe de este año de Omdia el mercado global de software de IA alcanzará los $ 100 mil millones para 2025. Un año antes, John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner, ya nos alertaba que la IA prometía ser la tecnología más disruptiva para los próximos 10 años debido a los avances que veremos en sistemas computacionales y redes neuronales profundas.

Pero la gran pregunta que nos hacemos es ¿Cómo puede una persona que no tiene conocimientos tecnológicos reinventar su carrera hacia la IA? La respuesta nos la ofrecen David Lancefield y Dorie Clark en su reciente artículo para Harvard Business Review titulado “5 estrategias para reinventar tu carrera en tiempos inciertos”. En su artículo, los autores explican cómo uno de los ex colegas de David notó que el interés por la IA estaba creciendo rápidamente. Aunque esta persona carecía de experiencia formal buscó y consiguió un puesto en una nueva unidad de innovación centrada en desarrollar e implementar tecnologías de IA. Pensando en nosotros, para alcanzar nuestra meta laboral futura los autores nos recomiendan 5 estrategias que pueden ayudar a cualquier persona a aprovechar el poder de la incertidumbre para reinventar su estrategia profesional.

La primera es explorar un rango muy amplio de opciones incluyendo lo inimaginable, tanto en las vertientes positivas como negativas. El motor principal de esta estrategia es que cualquier cosa puede pasar en tiempos inciertos.

La segunda supone imaginar su mejor futuro posible. Para ello, puede explorar las diferentes formas en las que podría aprovechar sus habilidades y realizarse conectando sus pasiones con su actividad profesional de una vez por todas.

La tercera consiste en construir capacidades que sean muy relevantes para su futuro trabajo. Si su pasión es el código puede extender sus competencias aprendiendo un lenguaje de programación como Python. Pero si su futuro va más encaminado hacia otras áreas, como por ejemplo las ciencias sociales, entonces podría aprender cómo la filosofía, sociología o la ética serán fundamentales en un mundo altamente tecnológico. Las opciones en este terreno son ilimitadas.

La cuarta se basa en obtener éxitos a corto plazo. Esta estrategia está relacionada con la anterior y nos ayuda a enfocarnos. Una buena opción es empezar con movimientos de los que sea imposible arrepentirse ya que serán útiles en cualquier circunstancia.

La quinta y última estrategia consiste en ser despiadado con lo que se deje atrás. Es duro para cualquiera de nosotros abandonar cosas en las que se han invertido muchos recursos financieros y temporales, pero lo mejor es verlo como una oportunidad para crecer, ya sea explorando nuevas habilidades, un nuevo trabajo o una carrera completa.

El aprendizaje a lo largo de la vida será cada vez más importante en nuestro futuro. El psicólogo, educador y poeta Herbert Gerjuoy señaló una frase que después fue reproducida por el sociólogo y futurólogo Alvin Toffer:

Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.

Alvin Toffer

En este aprendizaje a lo largo de la vida debemos integrar la IA, que está en el corazón de la mayoría de las tecnologías exponenciales.